Moda masculina, ¿negocio real o virtual?

No me queda nada claro si la moda para hombre es un negocio rentable, tanto como para montar una tienda física en la calle, con los gastos que ello conlleva, o una tienda online. En el caso de la tienda online, el problema mayor es que nos va a costar mucho colocarle una marca que sea conocida, y si no lo logramos, al menos posicionarla en los buscadores. ¿Se puede hacer rentable un negocio así? Seguro que sí, hay quien lo ha logrado, pero… ¿vale la pena intentarlo partiendo de cero?

Me estoy refiriendo, claro está, a pequeños inversores. El típico caso del autónomo que abre un negocio a pie de calle. Siempre puede compaginarlo con una tienda online, pero son dos partes diferenciadas del mismo modelo productivo. En el caso de la tienda física, lo veo más como un tema dirigido a moda femenina en general, así que es posible que el nicho masculino, menos explotado, sea una buena alternativa.

Y no hablemos del tema de novios, que está claro que todo lo que gire en torno a las bodas siempre va a ser un caso aparte. Y si no que se lo digan a protocolo novios, que están de aniversario además:

Y tan atractivo es el mundo de las bodas, aunque la parte masculina sea menos rentable, que hasta los medios de comunicación se hacen eco del asunto. Hay ríos de tinta al respecto del tema del protocolo en el caso de una boda, y siempre está bien estar informado para que los “listillos” (que en toda familia o grupo de amigos hay) no nos confundan:

¿Cuáles son las grandes dudas o inseguridades de los hombres que llegan para hacer el traje más importante de su vida (el que llevarán el día de su boda)?

En primer lugar, sobre qué tipo de traje rige el protocolo para esa ocasión (chaqué, traje, smoking..), este paso es el más importante para una persona que no tiene nada claro que llevar el día de su boda. Para nosotros, es muy importante explicar el protocolo para una boda ya sea de día o de noche así cómo la ubicación de la boda, y a partir de ahí, conociendo el estilo y la personalidad del cliente le podemos aconsejar en base a sus gustos.

¿Qué buscan en ese traje especial y cómo se lo conseguís ofrecer?

Principalmente buscan impresionar a la novia con su elección, al fin y al cabo es de lo que se trata, también buscan elegancia y diferenciarse del resto de invitados. Para ello, tratamos de escoger la mejor combinación, ya sea un traje de tres piezas, traje o bien chaqué. Lo que hacemos para conseguir un look en el que el cliente se sienta identificado y especial, es en primer lugar, conocer sus gustos, una vez conocemos al cliente podemos aconsejarle en base a su estilo de la mejores propuestas para un corte adecuado a su morfología resaltando sus virtudes y aconsejarle las mejores combinaciones en cuanto a color de cada una de las prendas.

¿Sigue siendo la creencia popular verdadera? ¿son las novias y su vestido las verdaderas protagonistas de la boda gracias a su vestido?

Desde luego, las protagonistas son ellas, poco a poco está cambiando este aspecto, hasta ahora la moda se había centrado en ellas, pero cada vez más se le da mucha importancia al novio. De echo, son muchos los novios que después de la boda han vuelto a Tom Black, y contándonos la experiencia del día de su boda, nos dicen que se les acercan amigos y familiares a preguntarles dónde se han hecho el traje o el chaqué y a darles la enhorabuena por su elección. Nuestro consejo a los novios es que siempre, por protocolo, se vistan de chaqué

¿Qué distingue a un novio Tom Black?

El punto en común que tienen los novios Tom Black es la diferencia en cuanto a corte y color respecto al resto de novios. Son trajes o chaqués hechos a su medida y los colores son mucho muy originales, transmitiendo elegancia y seguridad.
Lo más importante es que el novio puede defender su look y encontrarse muy acorde a lo que él quiere transmitir ese día en una de nuestras prendas, por que él ha sido participe en todos los detalles que configuran el traje del día más especial de su vida.

Tras 5 años en el mercado, ¿cuáles son las conclusiones sacadas sobre la moda masculina tras haber conocido y atendido a tantos hombres?

La principal conclusión es que ya es un hecho que la moda masculina ha cambiado. Hemos dejado atrás al hombre despreocupado, al que la mujer o la madre le hacía todas las compras y le indicaba cómo gestionar su propio vestuario.
Cada vez más nos preocupamos por nuestra imagen, por lo que queremos transmitir, por seguir las tendencias y enfocar nuestro propio estilo. Hoy en día existen muchas posibilidades, y cada persona puede encontrar su propio estilo, que al fin y al cabo es lo que pretendemos, relacionar nuestro propio estilo de vida con todo lo que nos rodea, y eso implica también la indumentaria.

Tras conocer el showroom y tomarse medidas para una nueva camisa, Javier Luque nos da su visión personal como profesional de este nuevo concepto de sastrería masculina. En el que la calidad, la variedad y el servicio no compiten con el precio, por 399 euros tendrás tu traje de chaqueta y pantalón a medida y las camisas por 59. «Me gustó el trato, la variedad de tejidos, la atención recibida y los consejos que oyes a medida que ahondas en la búsqueda de la camisa o traje perfectos». Su mejor consejo para los que acudan en busca de un look de invitado perfecto es que ante todo, sean ellos mismos. «La ropa que llevemos debe decir quienes somos. Si pensamos que vamos disfrazados, ni hemos acertado, ni cómodos. Y eso no nos proporcionará seguridad. Más vale optar por un traje sencillo (gris, azul marino…) y jugar con una buena corbata, zapatos, tirantes o cinturón, gemelos, calcetines, camisa y pañuelo para que el conjunto resalte. Para llevar el nudo de la corbata mal hecho, mejor no llevar nada. Y las pajaritas, para esmoquin».

moda y tendencias masculinas 2016 y 2017

Montar un negocio como autónomo: ¿es rentable?

Pero es carísimo montar un negocio, al menos en España. Son todo trabas: impuestos, gastos, alquiler, fianza, licencias, obras para obtener la licencia, publicidad y marketing, y un sin fin de partidas de gastos que con razón hacen pensarlo mucho a quien va a dar ese paso tan costoso como ilusionante. Por eso es tan importante hacer un previo estudio de mercado, valorar la rentabilidad del negocio, la zona, la competencia que haya, y sobre todo cruzar los dedos y esperar a tener algo de suerte extra.

Porque así es, la suerte queramos o no va a ser un factor más a tener en cuenta. Suerte con el trato con los clientes, con las negociaciones con proveedores, y muchas otras cuestiones que nos van a dar el salto que diferencia un negocio sin futuro de otro altamente lucrativo. Y aparte, el mantenerse en este último caso, que tampoco va a ser una tarea sencilla y que además vamos a necesitar nuevamente del factor de la fortuna para que así sea.

Y la tienda online va a tener la ventaja de que los gastos son mucho menores, la web salvo que queramos una muy elaborada y profesional puede ser una barata y práctica, al menos para empezar. Los gastos de alquiler y similares se pueden destinar en este caso a publicidad online y anuncios en blogs de moda… y en definitiva al final será nuestra capacidad de inversión nuevamente la que determine si el negocio va a tener o no posibilidades de supervivencia.

No todo consiste en visionar un video de youtube sobre moda masculina y empezar a vender… por muy fácil que parezca, créanme que no lo es tanto, no.

¿Cómo lo hacen las grandes marcas?

Son muchas las empresas que se dedican al mundo de la moda. Y las multinacionales sacan años de ventaja a los pequeños vendedores, que tendrán que tener un género en tienda más específico que el de las grandes superficies. Y además últimamente las multinacionales han abierto el frente del precio, ofertando en muchos casos productos low cost con costes difíciles de igualar.

Por ejemplo está el caso de PRIMARK, que además tiene muchos blogs de fans como puede ser la comunidad de internautas en primarkvalencia.com. Su modelo de negocio, de ropa de marcas low cost, ha hecho furor en España y han abierto muchas tiendas precisamente por eso. Y qué decir de en toda Europa, ya que esta cadena internacional nacida en Irlanda se ha extendido como la pólvora. ¿Puede un autónomo llegar a ese nivel? Nunca se sabe, todo se empieza con una buena idea a pequeña escala y finalmente… se puede montar una gran empresa de ropa de moda.

Pero evidentemente llegar a ese nivel se me escapa, si no no estaría aquí sino gestionando mi propia multinacional, ¿no creen?

Aún así, tanto El Corte Inglés como cualquier otra multinacional empezó desde algo muy humilde. Así que no se lo piensen y si tienen idea del sector y ganas de llegar lejos, prueben suerte. Solo no arriesgando es como no van a lograr tener la fortuna que todos deseamos.

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.